¡Recuerda! Si no compras nada, NO PAGAS NADA